Skip to main content

NOTA DE PRENSA: Proyecto Macro-granja de Gallinas cerca de las urbanizaciones “Las Tinajas”, “San Vicente”, “San Antonio”, “Los Pinares de Oromana”,”Campo Alegre”

Alwadi-ira – Ecologistas en Acción- ha presentado escritos en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, personándose en el proyecto de explotación avícola promovido por Herpafe, S.L., situado junto a las urbanizaciones “Las Tinajas”, “San Vicente” y “San Antonio”.

El proyecto de explotación avícola dista unos 1.000 metros del núcleo urbano de Alcalá de Guadaíra, zona donde se encuentra un supermercado Mercadona, la última parte de la urbanización de “Los Pinares de Oromana” y la urbanización “Oromana”, de reciente construcción. En dirección norte, a 500 metros, el hotel “La Boticaria” y la hacienda de “Zafra”. En dirección Sur Este, carretera Alcalá-Utrera, a 500 metros la urbanización “La Galbana” y a 1.000 metros, el centro de mayores “Residencial Siglo XXI”. El nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), en elaboración por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, califica la zona como “Suelo Urbanizable Ordenado”.

El proyecto no acredita que se disponga de concesión administrativa para el aprovechamiento de aguas subterráneas y, en el caso de disponer de ella, deberían de señalarse los m3 autorizados en la concesión. No se menciona la sobreexplotación del acuífero Sevilla-Carmona (Unidad Hidrogeológica 05.47), ni a su contaminación por nitratos y nitritos. Afirman que no es necesario evacuar el agua residual, ya que es consumida en su totalidad por la propia granja o se eliminará por evaporación solar, circunstancia que consideramos difícil de conseguir, si a los datos facilitados: “La cantidad de agua utilizada es del orden de 1-2 litros/m2 (15 litros por minuto)”, le sumamos las aguas generadas por las lluvias. En el proyecto echamos en falta un sistema de recogida de lixiviados, más las aguas de lluvias y una fosa estanca de almacenamiento de aguas residuales.

En relación con los olores, el Estudio Ambiental indica que serán minimizados aplicando diferentes sistemas. Es evidente que se producirán olores desagradables para los vecinos de la zona, generándose un ambiente no propicio para la salud. En todo caso, echamos en falta referencia expresa al Libro de Registro de Gestión para el estiércol.
Se esquiva el problema de las emisiones de agentes contaminantes. Desconocen que, entre otros se emitirán: óxido nitroso (N2O), amoniaco (NH3), metano (CH4), elementos inevitables en una macro granja como la que se pretende. Por consiguiente, dado el carácter difuso de dichas emisiones, la dificultad de su control mediante valores límites (VLE), debería aplicarse las mejores técnicas disponibles.

Por otra parte, se reutilizarán cuatro naves antiguas, con cubierta de uralita (amianto), en la memoria hablan de placas de fibrocemento. Se construyeron en los años sesenta del pasado siglo. Se afirma que las cuatro naves se acondicionarán para albergar un total de: 42.840 gallinas. En todo caso, deberían desmantelarse el amianto con un gestor de residuos autorizado y tratamiento adecuado de dicho material. El Reglamento CE 889/2008 determina que el número de aves en zona cubierta no puede ser superior a 6/m2., circunstancia que no se cumple, ya que se pretende introducir 9/m2.

Desde Alwadi-ira se considera no acreditado el interés público de la explotación. Por ese motivo exigen que se amparen el derecho a la protección del medio ambiente, artículo 45 C.E. y a la salud de las personas, artículo 43 C.E.

Alcalá de Guadaíra, a 7 de enero de 2019.

Asociación Ecologista ALWADI-IRA- ECOLOGISTAS EN ACCIÓN, TELÉFONO: 722398525 APARTADO DE CORREOS 226 ALCALÁ DE GUADAÍRA – SEDE AVDA. DE PORTUGAL S/N,

alwadi.ira@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.