Skip to main content

NOTA DE PRENSA: Nuevo acto de barbarie municipal contra el arbolado de la ciudad.

Nuevo acto de barbarie municipal contra el arbolado de la ciudad.

Una vez más el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra tala un grupo de árboles de gran porte que daban su sombra y ayuda contra el Cambio Climático, en esta ocasión los eucaliptos situados cerca de la estación de servicio del Campo de Las Beatas.

Mientras el mundo entero se manifestaba por la Emergencia Climática intentando frenar los graves perjuicios que nos trae el cambio climático, el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra se dedicaba a talar un conjunto de árboles dejándonos más débiles en la lucha contra el calentamiento global.

Ya es una mala costumbre la política sobre el arbolado urbano del municipio con podas a destiempos, uso de olivos bonsai, talas completas y una larga lista de atentados contra el arbolado:

  • La tala completa del eucaliptal de Gandul, junto a la cárcel de mujeres (3000 eucaliptos).
  • La tala del bosque de ribera entre el Molino de Arriba y el Molino de en Medio junto al despoblado de Gandul.
  • La tala masiva de eucaliptos, acebuches, cornicabras y lentisco en la Dehesa Nueva, que además está rodeada por la cantera de Portland Valderrivas, lo que convierte a la Dehesa en materia prima para la cementera..
  • La tala masiva del Pinar de Piedra Hincada (800 pinos y un eucaliptal entero).
  • La tala de los olmos de los pisos rosas en zona Norte de la ciudad para sustituirlos por naranjos.
  • Las podas a destiempo y sobre todo muy tardías de los árboles de todo el núcleo urbano, en plena época de nidificación.
  • Tala de eucaliptos de gran tamaño junto a la Guardería El Madroño.
  • La tala gradual de pinos en la urbanización pinares de Oromana, permitiendo el vaciado casi completo de pinos en las parcelas a construir y sin aplicar la norma del nuestro PGOU por la que hay que reponer los pinos cortados.
  • La tala de las tipuanas en el Callejón del Huerto.

Y ahora otro atentado más: La tala de eucaliptos centenarios en el Campo de las Beatas (junto a la gasolinera).

Como se muestra en un reciente estudio de la Universidad de Sevilla sobre las especies arbóreas más adecuadas contra el cambio climático destaca que en una calle de cien metros de longitud y con diez árboles plantados, la melia absorbería al día el CO 2 emitido por 10.373 vehículos (cada uno libera 200 gramos por kilómetro recorrido); la acacia de tres espinas contrarrestaría las emisiones de 1.619 vehículos; la jacarandá, las de 1.405 y el olmo, las de 1.320. Las especies forestales que más CO2 absorben son el pino carrasco, el pino piñonero y el alcornoque, cada árbol absorbe 48.870, 27.180 y 4.537 kilos de CO 2 al año.

Además el árbol crea un microclima refrigerando sus alrededores. Un árbol medio equivale a 8 aparatos de aire acondicionado, y su sombra protege los muros del sol evitando el recalentamiento. Así, a menos árboles más calor en la ciudad, más necesidad de aires acondicionados y más gasto eléctrico.

En esta ocasión han sido eucaliptos centenarios. Pocos saben que el eucalipto, aún sin ser autóctono, se adapta muy bien a nuestros suelos, y en proporción, transforma mayor cantidad de CO2 en oxígeno que ningún otro árbol. Por ello es un árbol especialmente indicado para plantar en ciudades contaminadas, y así se viene haciendo desde hace años en algunas de las ciudades más contaminadas del mundo, como Ciudad de México.

Cortar árboles centenarios, sin una poderosa razón es de por sí un acto de barbarie que rechazamos.

Y dados los antecedentes de los Servicios Urbanos de nuestro municipio hace falta que exista una Ordenanza que regule la gestión del arbolado urbano, y sobre todo la necesidad imperiosa de cambio de mentalidad en nuestros representantes municipales para colocar la sostenibilidad de nuestra ciudad como el centro de todas sus acciones. Porque estamos en una emergencia climática, y sobre todo, porque estamos hurtándole el futuro a nuestros hijos y descendientes.

Y tenemos que decir a la ciudadanía en general, y al gobierno municipal en particular, que sin árboles no hay futuro.

Es imprescindible que el municipio ponga en marcha un Servicio Municipal por la Sostenibilidad que supervise toda acción que pueda influir sobre el medioambiente, y sobre la sostenibilidad de nuestra ciudad.

Es igualmente necesario un Plan a medio y largo plazo de Reforestación, así como la redacción participativa y consensuada del Plan de Adaptación al Cambio Climático al que obliga la Ley 8/2018.

En todas estas tareas Alwadi-ira ya está trabajando y seguirá denunciando cuanto nos aleja o nos debilita en la lucha contra el cambio, persiguiendo un futuro mejor. Igualmente seguiremos haciendo plantaciones anuales como forma de llamar la atención y generar la conciencia de la urgencia del tema, y llamamos a toda la ciudadanía a rechazar estas talas indiscriminadas y a comprometer al municipio en la repoblación forestal masiva y en la sostenibilidad.

Alcalá de Guadaíra, 1 de octubre de 2019.

Sociedad Ecologista Teléfono: 722398525 E-mail: alwadi.ira@gmail.com.   Web: www.alwadi-ira.es Alwadi-ira – Ecologistas en Acción.    Apartado de Correos 226. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.