Skip to main content

Nota de Prensa: Continuan las quemas y abandono de residuos

CONTINUAN LAS QUEMAS Y ABANDONO DE RESIDUOS EN LAS PROXIMIDADES DE VARIOS BARRIOS DE SEVILLA

Las asociaciones “Parque Vivo del Guadaíra”, Plataforma Cívica “Salvemos el Guadaíra”, “Bermejales Activa” y grupo ecologista Alwadi-ira “Ecologistas en Acción” denuncian los vertidos y quemas incontroladas en el entorno de Palmete y Padre Pío, la EDAR de Ranilla y la Universidad Pablo de Olavide.

Miembros de estas asociaciones recorrieron a pie el pasdo 5 de agosto esta zona. A lo largo del itinerario por este tramo de la margen derecha del río Guadaíra se pudo constatar la degradación de este espacio donde confluyen los términos municipales de Sevilla y Alcalá de Guadaíra. Los vertidos de escombros y de todo tipo de residuos, algunos de ellos peligrosos como aceites usados, en general son el denominador común de este territorio, incluso a ambos lados de la carretera que conduce a la EDAR de “Ranilla”. La contaminación del suelo es notoria e intensa y esto afecta también a la ribera del río y a su Dominio Público Hidráulico, dado que algunos de estos vertidos se encuentran muy próximos al cauce, en zona de policía e incluso de servidumbre. En determinados enclaves se observan los puntos concretos donde se realizan las quemas de residuos de forma sistemática y periódica. A todo ese entorno inhóspito hay que añadir construcciones ilegales de ínfima salubridad, destinadas tanto para personas como para ganado equino principalmente.

Como contrapuntos positivos caben mencionarse el aporte importante de agua depurada de la estación de “Ranilla” al río Guadaíra, que incrementa notablemente su caudal y la calidad del mismo y el buen estado del “Parque Guadaíra”, que se extiende al otro lado del ferrocarril (bifurcación Tamarguillo – La Salud).

Para los integrantes de las asociaciones que llevaron a cabo este trabajo de campo queda claro que esta zona requiere una intervención urgente por parte de las Administraciones y organismos competentes. La contaminación del suelo, del agua y del aire son insoportables e insostenibles. Esta situación problemática es un botón de muestra más de que el Programa Coordinado de Recuperación y Mejora del río Guadaíra se cerró en falso dado que quedan por realizar muchas obras que estaban contempladas en el mismo.

Desde estas cuatro organizaciones se solicita entre otras medidas prioritarias: la restitución de la legalidad urbanística poniendo fin a las ocupaciones ilegales, la conectividad tanto en el margen derecho como el izquierdo en el tramo comprendido entre el canal de “Los Presos”, también denominado canal de Torreblanca y el “Parque Guadaíra”; con ello se lograría el tránsito de senderistas, ciclistas y ciudadanos en general por la ribera y se eliminaría el abandono, la marginación, la inseguridad y las construcciones ilegales. Por otro lado, la regeneración del suelo erradicando los abundantes vertederos existentes actualmente. A estas dos medidas habría que añadir la reforestación de la ribera en el tramo citado y la recuperación del patrimonio ligado al río, donde se encuentran los restos del puente romano de la Horodada. Con estas medidas se lograría transformar este espacio y significaría un avance dentro de la Emergencia Climática en la que estamos inmersos.

Alcalá de Guadaíra – Sevilla, a 19 de agosto de 2020.

Contactos:

El uso de las  fotografias es libre, citando la fuente:  Alwaidi-ira/Parque Vivo del Guadaira

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.