Skip to main content

NOTA DE PRENSA: Plaga de Blastophagus en el pinar y la urbanización de Oromana.

El grupo ecologista Alwadi-ira –Ecologistas en Acción-, se ha dirigido al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra para mostrar su gran preocupación por el estado en que se encuentran numerosos ejemplares de pinos piñoneros, tanto en el pinar de Oromana como en la urbanización “Pinares de Oromana” a causa de un ataque de blastophagus mayor de lo habitual.

Alwadi-ira describe en su escrito que el blastophagus es un insecto que está siempre presente en nuestros pinares, se trata de parásitos que precisan de cierta debilidad del arbolado para generar daños, excepto cuando la población del insecto es muy grande, pudiendo afectar entonces a árboles completamente sanos, por lo que deben controlarse las poblaciones para que esta situación no se produzca.

La principal causa de la debilidad del arbolado suele estar generada por la falta de suficientes lluvias o las podas extremas y/o daños en las raíces, que debilitan los ejemplares de pinos maduros.

El blastophagus es un pequeño escarabajo de 4-5 mm de longitud, con la cabeza y el tórax de color negro y las alas de color castaño oscuro, cuya hembra pone los huevos en unas galerías que va realizando por debajo de la corteza y en unas tres o cuatro semanas según las especies y la época del año, se desarrollan las larvas. Éstas se alimentan de los tejidos que transportan los alimentos por el árbol y la consecuencia de esta alimentación es el corte de los vasos conductores de savia y, por tanto, la muerte del árbol que se seca en menos de un mes.

En el caso del blastophagus, cuando los insectos salen del tronco se alimentan de los brotes nuevos en las copas de otros pinos sanos, que pueden caer al suelo siendo característico encontrar los brotes huecos por dentro, alrededor de los pinos afectados. Los insectos que van saliendo del árbol moribundo, pueden colonizar otros árboles donde realizan la puesta de nuevos huevos, cerrándose el ciclo biológico.

El grupo ecologista recuerda que no es la primera vez que el blastophagus aparece en el espacio de Oromana. Ya en 1996 provocó que se talasen 300 árboles de unos 600 ejemplares dañados. Más recientemente en el 2012, hubo una plaga en la urbanización causada también por él.

Este año, sin embargo, hay un gran número de árboles en el parque, que ya se han secado y otros que están secándose. En la urbanización hay varias zonas especialmente atacadas, donde se han realizado podas muy extremas o se han vaciado casi totalmente parcelas, dañando además las raíces de los pinos restantes, que enferman y mueren, pudiéndose ver tanto en el parque como en la urbanización los brotes nuevos de los pinos sanos cayendo al suelo.

El barrenillo o blastophagus no conoce de zonas protegidas o desprotegidas y su ciclo de vida es circular, pone sus larvas en pinos débiles, éstas destruyen un pino, se transforman y comen para volver a atacar. A día de hoy, el mayor ataque se está produciendo en la zona urbanizada, debido a una falta de normativa de podas; se poda durante todo el año, se elimina más de dos tercios de la copa de forma habitual, cuando los expertos recomiendan eliminar sólo las ramas secas o un tercio de copa como mucho, y se talan pinos cada semana sin reponer los ejemplares cortados tal y como establece el PGOU, que se cumplía a rajatabla antiguamente, considerándose ahora al parecer en las licencias de obra, que un pino adulto es suficiente masa forestal en una parcela de 1.000 m2. 

Desde Alwadi-ira –Ecologistas en Acción-, se ha solicitado al Ayuntamiento un tratamiento adecuado de los ejemplares afectados ya sea usando feromonas, trampas en puntos específicos o la tala en los casos necesarios en la zona del parque. Igualmente se ha pedido una actuación más exigente en la protección de la masa forestal de la urbanización, prohibiéndose las podas al menos en lo que queda de año, tal y como aconsejan algunos de los podadores que trabajan en la zona y que han dado la voz de alarma. Es fundamental también una normativa que regule las podas de cara al futuro, ya que al podar los pinos de forma excesiva, se está creando un caldo de cultivo para alimentar al barrenillo y condenando a la vez cualquier esfuerzo por salvar el parque.

Ejemplo de malas podas
Plaga de Blastophagus en Parque Oromana

Alcalá de Guadaíra, 22 de abril de  2021.

Sociedad Ecologista Teléfono: 722398525

E-mail: alwadi.ira@gmail.com.  

Web: www.alwadi-ira.es

Alwadi-ira – Ecologistas en Acción.    Apartado de Correos, 226.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.