Skip to main content

COMUNICADO: Ficus de San Jacinto en Triana

De la Sociedad Ecologista Alwadi-ira / Ecologistas en Acción en relación a la tala e intento de ejecución del ficus de San Jacinto en Triana:

LAMENTAMOS profundamente los hechos acaecidos en los últimos días que han dado lugar a la poda extrema, con posibles daños irreversibles, del ficus centenario situado
en la Parroquia de San Jacinto, en Triana, Sevilla;

CONDENAMOS las actuaciones de la Parroquia, por promover la actuación
basándose sólo en un informe de parte de un arquitecto, e impidiendo que profesionales externos, expertos en esta materia, entren a examinar para evaluar la situación, con el fin de que la decisión se tomase de forma suficientemente contrastada;

CONDENAMOS asimismo profundamente la forma de actuar del Ayuntamiento de Sevilla, que no sólo ha desoído el clamor popular de cientos de vecinos que han salido a la calle oponiéndose a esta tala, y que ha recibido in extremis más de 50.000 firmas a través de
la plataforma change.org, para detener dicha la tala/ejecución del árbol, sino que incluso ha
ignorado un Auto judicial que hallaba fundamento en el recurso presentado por los defensores del árbol, organizados a través de la Asociación Multisectorial de Jardineros Andaluces (AMJA), y que solicitaban una medida cautelar de parar la tala. Dicha Resolución judicial fue emitida el miércoles 17, a mediodía, antes de que se perpetraran los hechos, y en ella se aceptaba a trámite la solicitud de medidas cautelarísimas, ya que el juez había visto indicios de que el expediente era irregular y la decisión de talar no estaba suficientemente justificada y fundamentada, pues faltaban los informes preceptivos antes de eliminar un árbol tan representativo y protegido, pues se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC);

En lugar de dar unas horas de margen en las que había una esperanza para la vida
del ficus, el párroco, con el apoyo del Ayuntamiento, que prestó a los servicios de policía local y a sus propios operarios, para garantizar que se llevaba a cabo, perpetraron el atentado arboricida bien entrada la noche, para asegurar que cuando llegase la orden del juez, el árbol ya estuviera languideciendo. Estas actuaciones municipales están impregnadas de un despotismo y una prepotencia que consideramos totalmente reprobables, pues la
administración pública , en Sevilla, en Alcalá, o en cualquier lugar, debe velar por el interés
general y el cumplimiento de las leyes, y asegurar la protección tanto de los edificios, como de los árboles, que también forman parte de nuestro patrimonio, ofreciendo sombra contra el calor, cobijo para la vida de cientos de pájaros e insectos, y oxígeno para contrarrestar la contaminación que sufren nuestras urbes.

APOYAMOS el movimiento ciudadano y asociativo que ha nacido a raíz de estos
lamentables hechos, y desde aquí les ofrecemos nuestro apoyo como asociación.

NOS OFRECEMOS a colaborar en todo movimiento ciudadano y vecinal cuya finalidad
sea la protección de la naturaleza, y en especial, de los árboles, que vemos como en los últimos años están desapareciendo de nuestro paisaje urbano, carentes de ordenanzas municipales o leyes autonómicas o estatales que los consideren como objetos dignos de protección, habida cuenta del altísimo servicio ecológico que ofrecen a los ciudadanos.

En Alcalá de Guadaira, a 22 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.